Cesarion

Cesarion



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ptolomeo XV César "Theos Philopator Philometor" ("el Dios amante de la madre y amante del padre") (c. 47-30 a. C.), más conocido por su apodo no oficial Cesarión o "Pequeño César" en griego, era el hijo mayor de Cleopatra. VII (69-30 a. C.) y fue el último rey ptolemaico de Egipto. Por lo general, se supone que Cesarión fue el hijo de Julio César (100-44 a. C.) que tuvo un romance intermitente con Cleopatra desde su encuentro en 47 a. C. hasta su muerte en 44 a. C.

Cesarión reinó como co-gobernante de Cleopatra desde el 2 de septiembre del 44 a. C. hasta el 12 de agosto del 30 a. C., cuando Cleopatra se suicidó. Aunque prácticamente un exiliado, Cesarión fue técnicamente el único gobernante del Reino de Ptolemaico hasta que fue ejecutado por Octavio (el sobrino nieto de César, más tarde Augusto César, r. 27 a. C.-14 d. C.) a fines del 30 de agosto a. C.

Nacimiento y ascendencia

Ptolomeo César XV nació de Cleopatra VII en el verano del 47 a. C. Como miembro de la dinastía ptolemaica macedonia, Cesarión era de ascendencia predominantemente griega por parte de su madre y tenía poca o ninguna ascendencia egipcia. Por lo general, se interpreta que una estela egipcia del Serapeum en Memphis registra su fecha de nacimiento el 23 de junio de 47 a. C., unos meses después de que el dictador romano Julio César partiera del país. César había luchado para restaurar a Cleopatra al trono en la Guerra de Alejandría (del 48 de septiembre al 47 de enero a. C.), y los dos estaban teniendo un romance escandaloso que hizo que César permaneciera en Egipto durante unos meses después de que concluyó la guerra.

Cleopatra sostuvo con vehemencia que su hijo había sido engendrado por Julio César. César, por otro lado, negó o intentó esquivar el escandaloso tema de la paternidad de Césarión en público. Según el escritor romano Suetonio (c. 69 - c. 130-140 d. C.), César permitió que Cleopatra diera su nombre a Ptolomeo XV, aunque legalmente no podía aceptar al niño como su propio hijo.

Finalmente él [César] la llamó [Cleopatra] a Roma y no la dejó ir hasta que la cargó con altos honores y ricos regalos, y le permitió dar su nombre al niño que había dado a luz. De hecho, según ciertos escritores griegos, este niño se parecía mucho a César en apariencia y porte. (Suetonio, traducido por Rolfe, 71)

Dada la ausencia de evidencia en contrario, generalmente se asume que Cesarion era el hijo biológico de Julio Cesar.

El historiador Nicolás de Damasco (c. 64 a. C. - c. Principios del siglo I d. C.) declaró que Julio César llegó a repudiar a Cesarión en su testamento. Sin embargo, este detalle no se repite en ningún otro relato sobreviviente y solo se menciona para refutar los rumores de que Julio César aspiraba a ser rey. Además, no habría sido necesario que Julio César se distanciara legalmente de Cesarión dada la ilegitimidad de este último.

Después de los Idus de marzo (el asesinato de Julio César el 15 de marzo de 44 a. C.), los amigos y asociados de César plantearon la cuestión de la paternidad de César a pesar de que el estado de Octavio como heredero de César era claro. La cuestión políticamente cargada permaneció abierta ya que los partidarios de Octavio negaron activamente que César hubiera engendrado a Cesarión, y los detractores de Octavio promovieron activamente a Cesarión como hijo de César.

¿Historia de amor?

¡Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico!

Marco Antonio declaró al senado que César realmente había reconocido al niño, y que Cayo Matio, Cayo Oppio y otros amigos de César lo sabían. De estos Cayo Opio, como si admitiera que la situación requería disculpas y defensa, publicó un libro para demostrar que el hijo que Cleopatra engendró de César no era suyo. (Suetonio, traducido por Rolfe, 71)

Dada la ausencia de evidencia en contrario, generalmente se asume que Cesarion era el hijo biológico de Julio Cesar. Sin embargo, se han presentado teorías alternativas sobre la paternidad de Cesarion y el tema sigue siendo un tanto controvertido. Se ha sugerido que César era infértil ya que solo reconoció a un hijo biológico en toda su vida, a pesar de tres matrimonios y numerosas relaciones extramatrimoniales. Por el contrario, una baja tasa de natalidad era típica de la aristocracia romana en este momento y es plausible que César haya tenido hijos ilegítimos que no fueron reconocidos como Junia Tertia. Además, Cleopatra no tenía fama de haber tenido amantes antes de conocer a César, lo que excluye cualquier candidato alternativo para la paternidad de Césarión.

Cesarión y Cleopatra en Roma

Cleopatra visitó Roma con su hermano y co-gobernante nominal Ptolomeo XIV (c. 60 / 59-44 a. C.) en al menos dos ocasiones. Se sabe que la familia real egipcia visitó Roma en el 46 a. C. y nuevamente en el 44 a. C., residiendo en la villa de Julio César en Horti Caesaris en ambas ocasiones. Durante este tiempo, César y Cleopatra mantuvieron un romance que se convirtió en tema de escándalo en Roma. Es casi seguro que Cesarión acompañó a su madre en el 46 a. C., aunque las fuentes contemporáneas solo lo notan en el 44 a. C., tras el asesinato de César.

En el 46 a. C., César dedicó un templo en el Forum Julium a Venus Genetrix, la patrona de la maternidad y el matrimonio. César supuestamente descendía de Venus Genetrix a través de su antepasado mitológico Eneas, un semidiós vinculado a la fundación de Roma. César tomó la controvertida decisión de revelar una estatua dorada de Cleopatra como Isis-Venus dentro del templo durante su dedicación. Se ha citado el nacimiento de Cesarión como una posible ocasión para inspirar la dedicación de esta obra de arte con carga política. Se cree que un mosaico excavado en la Casa de Marco Fabio Rufo en Pompeya representa esta estatua, que aparentemente retrata a Cleopatra y Cesarión como el dúo madre-hijo de Venus y Cupido. La colocación de esta estatua en el Templo de Venus Genetrix estableció una conexión entre la supuesta herencia de César como descendiente de Venus y el supuesto estado de Cleopatra como la reencarnación de Isis-Venus.

Cesarión se crió en Alejandría, Egipto y tuvo pocas influencias egipcias o romanas en su crianza.

Julio César fue asesinado por un grupo de conspiradores senatoriales el 15 de marzo de 44 a. C. Cleopatra permaneció en Roma el tiempo suficiente para que se leyera el testamento de César. Para su decepción, César no reconoció a Cesarión. Según este testamento, César adoptó póstumamente a su sobrino nieto Octavio (el futuro Augusto). Cleopatra huyó de Roma un mes después del asesinato de César, llevándose consigo a Cesarión de dos años. Esta sería la última visita de Cesarión a Roma, ya que nunca regresó a la ciudad no deseada para él en su vida posterior.

Educación y crianza

Cesarión se crió en Alejandría, Egipto, la capital de la cultura helenística en ese momento, y tuvo pocas influencias egipcias o romanas en su educación. La mayor parte de la infancia de Cesarión fue bastante segura debido a la relativa estabilidad del reinado de su madre. A pesar de su ilegitimidad, el papel de Cesarión como sucesor de Cleopatra parece no haber sido cuestionado en Egipto.

Como la mayoría de los príncipes de la dinastía ptolemaica, Cesarión habría sido educado en las artes de la retórica, la oración, la política y la filosofía. El tutor personal de Cesarión durante su adolescencia fue un erudito griego llamado Rhodon. Poco se sabe de la carrera de Rhodon, un marcado contraste con las ilustres carreras de Filostrato, el tutor de la infancia de Cleopatra, y Nicolás de Damasco, quien fue tutor de los hermanos de Cesarión antes de convertirse en uno de los historiadores más influyentes del siglo I a. C. La propia madre de Cesarión fue otra influencia más en su desarrollo intelectual y el de sus hermanos. Cleopatra, una hábil política y oradora, fue reconocida por hablar ocho idiomas y escribir obras sobre temas como la medicina y la farmacología.

Rey de egipto

La muerte de Julio César dejó a Cleopatra en una posición política debilitada al perder a su aliado más fuerte en Roma. Sin embargo, Cleopatra pudo mantener cuidadosamente una relación conciliadora tanto con los Libertadores (liderados por los asesinos de César) como con el Segundo Triunvirato, las dos facciones principales que habían surgido tras el asesinato de César. En el verano del 43 a. C., Cleopatra había comenzado a unirse al Segundo Triunvirato, y particularmente a los principales triunviros Marc Antony y Octavian. La alianza entre Cleopatra y el Segundo Triunvirato fue clave para su agenda de extender su esfera de influencia sobre la antigua extensión del Imperio Ptolemaico, ya que solo con el apoyo de Antonio y Octavio pudo establecer el control sobre territorios como Cirene. y Fenicia.

Ptolomeo XIV murió repentinamente en 44 a. C., y se rumoreaba que Cleopatra había envenenado a su hermano adolescente para eliminar cualquier amenaza a su gobierno. Poco después de la muerte de Ptolomeo XIV, Cesarión fue proclamado rey y se convirtió en el nuevo cogobernador de Cleopatra. Esta sucesión fue reconocida oficialmente por el Senado romano a principios del 43 a. C., lo que garantiza la legitimidad del reinado oficial de Cesarión. Las representaciones artísticas de Cleopatra y Cesarión simularon deliberadamente la relación entre la diosa egipcia Isis y su hijo Horus. En la mitología egipcia, Isis era la protectora materna de su hijo Horus, quien se convirtió en el legítimo rey de Egipto después del violento asesinato del padre de Horus, Osiris.

El supuesto estatus de Césarión como hijo de Julio César puso a Cleopatra en conflicto con el hijo adoptivo y heredero de César, Octavio (63 a. C. - 14 d. C.). En parte como resultado de esta rivalidad, Cleopatra decidió aliarse con el rival de Octavio, Marco Antonio (83-30 a. C.), que había tomado el control de las provincias orientales de Roma después de la muerte de César. Con este fin, Cleopatra se reunió con Antonio en Tarso en 41 a. C. e invitó al triunviro a visitarla en Alejandría durante el invierno del 41 a. C. Antonio salió de Egipto antes del final del año 40 a. C. y fortaleció su alianza con Octaviano al casarse con su hermana Octavia, que acababa de enviudar. Antonio tuvo dos hijas con Octavia, pero mantuvo contacto con Cleopatra.

A la edad de diez años, Cesarión acompañó a Cleopatra en un viaje a Antioquía, donde se reunieron con Antonio a fines del 37 a. C. Con el consentimiento de Octavio, Antonio otorgó territorios adicionales en Cirene, Cilicia, Creta y el Levante al Reino Ptolemaico. Antonio y Cleopatra se casaron en algún momento entre el 37 a. C. y el 34 a. C., una situación que provocó un escándalo ya que el triunviro romano permaneció casado con Octavia hasta el 32 a. C. Cleopatra tuvo un total de tres hijos con Marco Antonio, incluidos los gemelos Alexander Helios (40 - c. Finales del siglo I a. C.) y Cleopatra Selene (40-6 a. C.), y Ptolomeo Filadelfo (36 - c. Finales del siglo I a. C.).

Rey de reyes y las donaciones de Alejandría

En el 34 a. C., se llevó a cabo en la capital egipcia una elaborada ceremonia de coronación conocida como las Donaciones de Alejandría. Con pompa cuidadosamente organizada, Marco Antonio celebró un triunfo romano después de sus campañas en el Este y otorgó más territorios a los Ptolomeos. Sin embargo, la tremenda importancia ceremonial de los procedimientos excedió la transferencia real de territorio que se produjo. Fuera del territorio "donado" al Reino Ptolemaico, la mayoría ya estaban bajo el dominio ptolemaico o bajo el control del rival de Roma, el Imperio parto.

La cesión de Antonio de Libia, Egipto, Coile, Siria, Fenicia, Cilicia y Chipre a Cleopatra fue puramente simbólica, ya que ella ya gobernaba estos territorios. Media y Partia estaban firmemente bajo el control de los partos y el otorgamiento de estos territorios por parte de Antonio era hipotético en el mejor de los casos, y se aseguraría después de alguna conquista futura. Esto deja a las provincias de Siria, Asia y Bitinia como los únicos territorios cedidos en las Donaciones de Alejandría que en realidad habían estado bajo el dominio romano. El Reino de Armenia también se puede agregar a la lista de territorio romano cedido al Reino Ptolemaico ya que Antonio había conquistado el reino a principios de ese año, y las Donaciones de Alejandría se duplicaron como una celebración triunfal de la conquista.

Cesarión, ahora de 14 años, fue elevado por encima de todos sus hermanos y declarado Rey de Reyes mientras que su madre fue nombrada Reina de Reyes. Además de esto, Antonio declaró que Cesarión era el verdadero hijo de Julio César, un acto que se ganó la ira de Octavio, quien estaba ansioso por reservarse ese título para sí mismo. Antonio concedió formalmente a Cleopatra y Cesarión el dominio sobre un imperio que teóricamente se extendía desde la India hasta el Helesponto. Dentro de este imperio, los hijos de Cleopatra por Mark Antony obtuvieron sus propios dominios. Alejandro Helios fue declarado rey de Armenia, Media y Partia, aunque Antonio aún no había conquistado los dos últimos reinos. Cleopatra Selene fue declarada reina de Cirene, y Ptolomeo Filadelfo fue declarado rey de Fenicia, Siria y Cilicia.

Caesarion pudo haber sido el igual de su madre en el nombre, pero al menos hasta que alcanzó la mayoría de edad, todavía estaba sujeto tanto a ella como a Mark Antony. En las Donaciones, el trono de Cesarión era más bajo que el de su madre, mientras que Mark Antony, que no tenía títulos reales, estaba al mismo nivel que la reina. Este equilibrio de poder ya había sido insinuado por la representación de Antonio en monedas acuñadas por Cleopatra en Oriente y en el papel de Antonio como Dionisio, consorte de Isis de Cleopatra durante la ceremonia.

Las Donaciones en sí mismas no fueron tanto un abandono de la hegemonía romana en Oriente al dominio ptolemaico, sino un intento de reconciliar la autoridad romana con las tradiciones monárquicas del Cercano Oriente y el Nordeste de África. Al apuntalar el reclamo de Cleopatra sobre los antiguos imperios de sus antepasados ​​ptolemaicos y seléucidas, Antonio había tenido la intención de reforzar la influencia romana sobre Oriente y debilitar los reclamos de los partos sobre la región. A pesar de la falta de un cambio significativo en el status quo después de las Donaciones de Alejandría, la grandiosa titulación y los reclamos de gran alcance de Cleopatra y Antonio aseguraron inadvertidamente una reacción dura a este evento en Roma.

Las Donaciones de Alejandría iniciaron una intensa guerra de propaganda entre Antonio y Cleopatra en el Este y Octavio en Italia. Las afirmaciones de Caesarion como hijo biológico de Julio Caesar fueron planteadas por Antonio, lo que llevó a los partidarios de Octavio a negar su paternidad y acusar a Antonio de haberse corrompido por las costumbres orientales. En el 32 a. C., Antonio se divorció formalmente de Octavia (la hermana de Octavio, casada con Mark Antonio desde el 40 a. C.), cortando efectivamente el último hilo de su alianza con Octavio. Ese mismo año, Octavio se apoderó ilegalmente del testamento de Antonio del Templo de Vesta. Octavio reveló el contenido de este testamento que confirmó a Cesarión como hijo de César, reconoció a sus hijos con Cleopatra y, de la manera más escandalosa, declaró sus intenciones de ser enterrado con Cleopatra en Egipto. Octavio acusó además a Cleopatra de corromper y manipular a Marco Antonio con una agenda para gobernar como reina de la República Romana.

Cesarión alcanzó la mayoría de edad en el verano del 30 a. C., pero mientras tanto, los esfuerzos de Antonio y Cleopatra para continuar la guerra con Octavio se estaban volviendo cada vez más desesperados.

El Senado romano declaró la guerra a Cleopatra en la primavera del 32 a. C., citando la creciente influencia de Cleopatra sobre Antonio y su agenda anti-romana. En verdad, esta declaración de guerra fue el resultado de las tensiones políticas entre Antonio y Octavio, quienes habían competido por el puesto de sucesor de César durante más de una década. En la decisiva batalla de Actium en 31 a. C., las fuerzas navales de Antonio y Cleopatra fueron derrotadas por las fuerzas de Octavio y su almirante Agripa. Antonio y Cleopatra luego huyeron a Alejandría, donde comenzaron a prepararse para continuar su guerra condenada con Octavio.

Cesarión alcanzó la mayoría de edad en el verano del 30 a. C., momento en el que se inscribió en las listas del gimnasio. Lejos de ser una mera instalación atlética, elgimnasiadel mundo helenístico fueron importantes centros de vida social donde se formaron talentos intelectuales y físicos. En las comunidades griegas del Egipto ptolemaico, la inscripción en el gimnasio significaba la entrada de un joven a la vida como ciudadano adulto. La mayoría de los jóvenes se inscribieron en el gimnasio a la edad de 14 años, pero a veces se hicieron excepciones para príncipes como Cesarión, que tenía 17 años en ese momento, dadas las circunstancias únicas de su vida.

“[Antonio] convirtió la ciudad en el disfrute de cenas y tragos y reparto de regalos, inscribiendo en la lista de efebí al hijo de Cleopatra y César, y otorgándole a Antilo el hijo de Fulvia la toga virilis sin dobladillo púrpura, en celebración de la cual, durante muchos días, banquetes y juergas y festejos ocuparon Alejandría ”. (PlutarcoVida de Antonio, traducido por Perrin, 301)

Esta inscripción fue un momento histórico en la vida de Cesarión cuando entró en la edad adulta a los ojos de sus pares, un momento en el que muchos gobernantes comenzaron a asumir verdaderamente su papel político. A medida que se desarrollaban estos alegres eventos, los esfuerzos de Antonio y Cleopatra para continuar la guerra con Octavio se estaban volviendo cada vez más desesperados. En un esfuerzo por mantener la moral, las peores noticias se ocultaron deliberadamente a los alejandrinos mientras la ciudad se mantenía en un ambiente festivo.

Muerte y conquista de Egipto

En agosto del 30 a. C., Octavio invadió Egipto y Antonio se enfrentó a múltiples batallas inútiles. Temiendo que Octavio eliminara a su último rival haciendo que mataran a Cesarión, Cleopatra hizo planes para enviar a su primogénito con una gran cantidad de riqueza. Cesarión fue enviado a los Dodekaschoinos en la Nubia ptolemaica, donde podría partir de una de las ciudades portuarias del Mar Rojo que comerciaba con Arabia y el subcontinente indio. El contacto helenístico con Oriente había estado bien establecido durante siglos y Cesarión habría podido vivir cómodamente allí, lejos del alcance de Octavio.

El 1 de agosto del 30 a. C., Antonio cayó sobre su espada, el mismo día en que Octavio capturó la ciudad de Alejandría. Cleopatra se suicidó el 12 de agosto del 30 a. C. para evitar que la desfilaran por Roma en el triunfo de Octavio. Poco después, Octavio invitó a Cesarión a regresar y gobernar Egipto como rey-cliente en lugar de su madre. Rhodon aconsejó a Cesarion que regresara a Egipto y aceptara la corona que le ofreció Octavio. Se desconoce si el tutor de Cesarión lo traicionó o creyó seriamente que la oferta de Octavio era genuina. A Arieus Didymus, un antiguo patrón de la corte de Alejandría que se había unido a la causa de Octavio, se le atribuye haber convencido al conquistador romano de que Cesarión era una amenaza potencial demasiado grande para vivir. Con este fin, Plutarco informa que Arieus le dijo a Octavio "No es bueno que un César sea demasiado" (traducido por Perrin, 321).

En lugar de ser recibido en el país con los brazos abiertos, Cesarión fue interceptado en el camino y asesinado por soldados romanos. Su muerte aseguró que Octavio no tendría rival, ya sea como gobernante de Egipto o como el heredero de Julio César.

Las cronologías egipcias registran el breve reinado de Cesarión después de la muerte de Cleopatra, pero esto fue realmente una ficción burocrática que cerró la brecha entre Cleopatra y el Egipto romano. En lugar del elevado legado que pretendía su madre, los historiadores recordarían a Cesarión como el último faraón de Egipto y uno cuya muerte prematura presagiaba el fin del reino ptolemaico.


Ver el vídeo: Kim Cesarion - I Love This Life