21 de julio de 1945

21 de julio de 1945



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

21 de julio de 1945

Julio

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031

Guerra en el aire

Aviones navales estadounidenses atacan barcos japoneses en el estrecho de Tsushima, entre Corea y Japón

Los Thunderbolts de EE. UU. Atacan objetivos en Truk y Yap



21 de julio de 1945 - Historia

Esta página presenta vistas y abordajes del crucero japonés Aoba, durante y después de su pérdida en julio de 1945.

Si desea reproducciones de mayor resolución que las imágenes digitales presentadas aquí, consulte: & quot Cómo obtener reproducciones fotográficas & quot.

Haga clic en la fotografía pequeña para abrir una vista más grande de la misma imagen.

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Fotografía aérea vertical del barco y los edificios cercanos y el terreno en Nabe, cerca del Kure Navy Yard, Japón. Tomado de un avión USS San Jacinto (CVL-30) durante los ataques aéreos el 28 de julio de 1945.
Sale humo de debajo del puente de Aoba, a estribor, donde fue alcanzada por la bomba de un avión portaaviones. El gran agujero en su popa proviene de los impactos directos de los bombarderos B-24 de la USAAF.

La fotografía original proviene de los archivos de trabajo del proyecto de historia de la Segunda Guerra Mundial del contraalmirante Samuel Eliot Morison.

Fotografía del Centro Histórico Naval de EE. UU.

Imagen en línea: 158 KB 550 x 630 píxeles

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Descansando en el fondo cerca del Kure Navy Yard, Japón, el 12 de octubre de 1945. Había sido hundida en ataques aéreos en julio de 1945.

La fotografía original proviene de los archivos de trabajo del proyecto de historia de la Segunda Guerra Mundial del contraalmirante Samuel Eliot Morison.

Fotografía del Centro Histórico Naval de EE. UU.

Imagen en línea: 124 KB, 740 x 615 píxeles

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Vista del barco hundido, en Kure, Japón, 9 de octubre de 1945.
Fue alcanzada por ataques aéreos los días 24 y 28 de julio de 1945, lo que resultó en su pérdida. Tenga en cuenta el gran agujero en el revestimiento de su babor, hacia adelante, causado por una bomba de 500 libras que penetró en su castillo de proa durante el ataque del 24 de julio por un avión de transporte de la Armada de los EE. UU.

Fotografía oficial de la Marina de los Estados Unidos, ahora en las colecciones de los Archivos Nacionales.

Imagen en línea: 74 KB, 740 x 615 píxeles

Las reproducciones de esta imagen también pueden estar disponibles a través del sistema de reproducción fotográfica de los Archivos Nacionales.

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Descansando en el fondo cerca del Kure Navy Yard, Japón, el 12 de octubre de 1945. Había sido hundida en ataques aéreos en julio de 1945.

La fotografía original proviene de los archivos de trabajo del proyecto de historia de la Segunda Guerra Mundial del contraalmirante Samuel Eliot Morison.

Fotografía del Centro Histórico Naval de EE. UU.

Imagen en línea: 111 KB, 740 x 615 píxeles

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

En la parte inferior cerca del Kure Navy Yard, Japón, alrededor de fines de 1945. Había sido hundida en ataques aéreos en julio de 1945.

La fotografía original proviene de los archivos de trabajo del proyecto de historia de la Segunda Guerra Mundial del contraalmirante Samuel Eliot Morison.

Fotografía del Centro Histórico Naval de EE. UU.

Imagen en línea: 77 KB, 740 x 590 píxeles

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Vista desde popa desde la proa, mientras el barco descansaba en el fondo cerca del Kure Navy Yard, Japón, el 12 de octubre de 1945. Había sido hundido en ataques aéreos en julio de 1945.
Tenga en cuenta sus torretas gemelas de 20 cm y otros detalles de la cubierta y la superestructura. Pequeñas ramas de árboles alrededor del borde de la cubierta son los restos de un intento de camuflar el barco.

La fotografía original proviene de los archivos de trabajo del proyecto de historia de la Segunda Guerra Mundial del contraalmirante Samuel Eliot Morison.

Fotografía del Centro Histórico Naval de EE. UU.

Imagen en línea: 138 KB, 740 x 615 píxeles

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Vista sobre el castillo de proa del barco hundido, en Kure, Japón, 9 de octubre de 1945.
Fue alcanzada por ataques aéreos los días 24 y 28 de julio de 1945, lo que resultó en su pérdida. Tenga en cuenta las placas de la cubierta dobladas, causadas por una bomba de 500 libras que explotó debajo durante el ataque del 24 de julio por parte de un portaaviones de la Armada de los EE. UU.
Las ramitas alrededor del borde de la cubierta son los restos de un intento de camuflar el barco.

Fotografía oficial de la Marina de los Estados Unidos, ahora en las colecciones de los Archivos Nacionales.

Imagen en línea: 92KB 740 x 605 píxeles

Las reproducciones de esta imagen también pueden estar disponibles a través del sistema de reproducción fotográfica de los Archivos Nacionales.

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Escena desde el costado de babor del barco hundido, en Kure, Japón, el 9 de octubre de 1945.
Esta vista mira hacia la superestructura delantera y el área del puente, mostrando el director del cañón de la batería principal, el trinquete, las instalaciones de radar, un pescante de barco y la chimenea delantera.

Fotografía oficial de la Marina de los Estados Unidos, ahora en las colecciones de los Archivos Nacionales.

Imagen en línea: 92KB 600 x 765 píxeles

Las reproducciones de esta imagen también pueden estar disponibles a través del sistema de reproducción fotográfica de los Archivos Nacionales.

Aoba (crucero pesado japonés, 1927)

Escena a bordo del barco hundido, cerca de la costa en Kure, Japón, el 9 de octubre de 1945.
Esta vista mira hacia popa desde la plataforma del director del cañón de proa, mostrando las chimeneas, las posiciones de los cañones antiaéreos, el mástil mayor, la plataforma de maniobra del avión y después de la torreta gemela de 20 cm.


Hoy en la historia de la Segunda Guerra Mundial — 21 de julio de 1940 & # 038 1945

Hace 80 años, 21 de julio de 1940: Se declaran las Repúblicas Socialistas Soviéticas de Lituania, Estonia y Letonia, ya que la URSS anuncia los resultados de los plebiscitos amañados celebrados en los Estados bálticos.

Hace 75 años, 21 de julio de 1945: Seis camiones cargados de arte robados por los nazis se devuelven a Florencia, Italia.

La operación de suministro más grande de la guerra en el mar: en el Pacífico, el Grupo de trabajo estadounidense 30.8 reabastece al Grupo de trabajo estadounidense 38 y al Grupo de trabajo británico 37 con 60.000 toneladas de petróleo, 6000 toneladas de municiones, 1600 toneladas de suministros, 99 aviones y 412 efectivos.

Los Tigres de Detroit y los Atléticos de Filadelfia juegan un juego de 24 entradas, que termina en un empate 1-1.


Kielce: el pogrom posterior al Holocausto por el que Polonia todavía está luchando

La masacre comenzó con un libelo de sangre. Eso no sería inusual, excepto que no fue en la Edad Media o incluso en la Alemania nazi, sino en 1946, un año después del final de la Segunda Guerra Mundial.

Unos días antes, un niño polaco de 8 años llamado Henryk B & # 322aszczyk había desaparecido de su casa en Kielce, Polonia, una ciudad de 50.000 habitantes en el sureste de Polonia. Cuando Henryk reapareció dos días después, le dijo a su familia que había sido retenido por un hombre en un sótano. Mientras su padre lo acompañaba a la estación de policía para contar su historia, el niño señaló a un hombre que caminaba cerca del gran edificio de la esquina en 7 & # 160Planty Street.

El edificio, que era propiedad del Comité Judío y albergaba muchas instituciones judías, albergaba hasta 180 judíos. No tenía sótano. La mayoría de los residentes eran refugiados, que habían sobrevivido a los horrores de los campos de exterminio que diezmaron a más del 90 por ciento de la población judía polaca. Después de la guerra, habían regresado a su tierra natal con la esperanza de poder dejar atrás el pasado. No tenían idea de que estaban a punto de convertirse en el objetivo de una agresión antisemita una vez más & # 8212 esta vez de los vecinos polacos con los que vivían & # 160.

En la mañana del 4 de julio, un pequeño grupo de milicianos estatales y policías locales se acercaron al edificio para investigar el presunto secuestro. A medida que se difundían los rumores de fechorías, una versión del centenario & # 8220blood libel & # 8221 de que los judíos estaban secuestrando a niños cristianos para realizar sacrificios rituales, comenzó a reunirse una turba. Pero fueron la policía y el ejército quienes iniciaron la violencia, relata el historiador polaco Jan T. Gross en su libro de 2006. Miedo: antisemitismo en Polonia después de Auschwitz. Aunque aparentemente estaban allí para proteger a los civiles y mantener la paz, los oficiales en cambio abrieron fuego y comenzaron a arrastrar a los judíos al patio, donde la gente del pueblo atacó salvajemente a los residentes judíos.

Ese día, hombres y mujeres judíos fueron apedreados, robados, golpeados con rifles, apuñalados con bayonetas y arrojados a un río que fluía cerca. Sin embargo, mientras otros residentes de Kielce pasaban, ninguno hizo nada para detenerlo. No fue hasta el mediodía que otro grupo de soldados fue enviado para disolver a la multitud y evacuar a los heridos y muertos. Por la tarde, un grupo de trabajadores del metal corrió hacia el edificio, armados con barras de hierro y otras armas. Los residentes de 7 & # 160Planty se sintieron aliviados al pensar que estos hombres habían venido a ayudar. En cambio, los trabajadores del metal comenzaron a atacar y matar brutalmente a los que aún estaban vivos dentro del edificio.

La violencia se prolongó durante horas. Como Miriam & # 160Guterman, uno de los últimos sobrevivientes restantes del pogrom, lo expresaron en el documental de 2016. Bogdan y el viaje # 8217s: & # 8220 No podía & # 8217 creer que estos fueran humanos. & # 8221 (Guterman murió en 2014.)

Imagen de archivo de 7 Planty. (Museo de la casa del luchador del ghetto)

En total, 42 judíos fueron asesinados ese día en el 7 de Planty y en los alrededores de la ciudad, incluido un bebé recién nacido y una mujer que estaba embarazada de seis meses. Otros 40 resultaron heridos. Sin embargo, más allá del horror de esos hechos físicos, el evento cobraría un significado histórico más amplio. Después del Holocausto, muchos judíos habían soñado con regresar a sus países de origen. Kielce hizo añicos ese sueño para los judíos, Polonia nunca podría volver a estar en casa.

& # 8220 [Kielce] realmente es un símbolo del éxodo de sobrevivientes judíos de Polonia, y un símbolo a veces de que no hay futuro en Polonia para los judíos, & # 8221, dice Joanna Sliwa, historiadora de la Conferencia sobre Reclamos Materiales Judíos contra Alemania, que se centra en la historia judía polaca moderna y el Holocausto. & # 8220Que a pesar de lo que los judíos habían soportado durante el Holocausto, y a pesar de que la población polaca local había observado todo eso, había sido testigo de todo eso & # 8230 los judíos no pueden sentirse seguros en Polonia. & # 8221

Sliwa señala que Kielce no fue el primer pogromo de posguerra contra judíos en Polonia. Los estallidos de violencia más pequeños tuvieron lugar el año anterior en Cracovia y la ciudad de Rzeszow.

En los años que siguieron, el pogromo de Kielce, como tantas atrocidades cometidas o instigadas por los polacos durante la guerra, se convirtió en tabú. No hubo memoriales. Cuando Bogdan Bialek, un polaco católico de Bia & # 322ystok, se mudó a Kielce en 1970, sintió de inmediato que algo andaba mal. En Bogdan y el viaje # 8217s, que se proyectó recientemente en un evento en el Paley Center for Media en Nueva York organizado por Claims Conference, & # 160Bialek recuerda haber sentido una profunda culpa o vergüenza entre los residentes cuando se trataba de hablar sobre el pogromo. Él llama a esta opresión del silencio una & # 8220enfermedad & # 8221.

Bialek se sintió atraído por el absceso & # 8212 a lo que el historiador judío Michael Birnbaum se refirió en el evento como & # 160 & # 8220 la presencia inminente de ausencia & # 8221 & # 8212 que parecía estar rondando la ciudad. Durante los últimos 30 años, su misión fue revivir este recuerdo e involucrar a los residentes actuales de Kielce en el diálogo a través de reuniones en la ciudad, memoriales y conversaciones con los sobrevivientes. & # 160

Como era de esperar, se encontró con un retroceso. La historia de la masacre de Kielce & # 8212 que la película reúne utilizando el testimonio de algunas de las últimas víctimas vivas y sus descendientes & # 8212 es inconveniente. Desafía a los polacos. Abre viejas heridas. Pero para Bialek, llevar el diálogo a este momento no es & # 8217t solo sobre reabrir viejas heridas & # 8212; se trata de abrir un furúnculo. & # 8220Cada uno de nosotros tiene un momento difícil en su pasado & # 8221, dice en la película, que fue financiada en parte por la Conferencia de Reclamaciones. & # 8220 O nos lastimaron o lastimamos a alguien. Hasta que lo nombramos, arrastramos el pasado detrás de nosotros. & # 8221

Retrato grupal de sobrevivientes judíos polacos en Kielce tomado en 1945. Muchos fueron asesinados un año después, en el pogromo de 1946. (Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos, cortesía de Eva Reis)

Desde el colapso del comunismo en 1989, Polonia ha atravesado un proceso de examen de conciencia que ha progresado a ráfagas, con momentos de claridad pero también de retrocesos preocupantes. Los judíos polacos han salido de las sombras, estableciendo nuevas comunidades y reincorporando a los judíos al tejido del país. A mediados de la década de 2000, comenzaron a surgir informes que documentaban una tendencia curiosa: un & # 160 & # 8220 & # 8220; renacimiento judío & # 8221 & # 160 de todo tipo que se extendió por Polonia y más allá. Los judíos polacos recuperaron sus raíces. Surgieron editores de libros y museos judíos polacos. Los barrios judíos que alguna vez fueron diezmados comenzaron a prosperar nuevamente.

Parte de ese cambio ha sido un reexamen de la historia de Polonia y # 8217, dijo Bialek en una entrevista con & # 160Smithsonian.com. & # 8220Comenzamos sin ningún entendimiento, con una especie de negación, y con el tiempo & # 8217s ha ido cambiando & # 8221 Bialek en polaco, traducido por Micha & # 322 Jaskulski, uno de los directores de la película & # 8217. & # 8220Estos días también es & # 8217 más fácil para los [polacos] ver desde la perspectiva de las víctimas, lo que & # 8217t no había sucedido antes. Y realmente podemos notar cómo el pogromo afectó fuertemente las relaciones polaco-judías. & # 8221

Pero todavía hay trabajo por hacer, admite fácilmente. "Si bien los polacos de hoy no niegan que el pogromo haya ocurrido realmente, sí debaten quién merece la responsabilidad de la atrocidad". Las teorías de la conspiración corrieron desenfrenadamente cuando Bialek se mudó por primera vez a Kielce, y él informa que todavía son comunes en la actualidad. En la película, el codirector Larry Loewinger entrevista a varios residentes mayores que afirman que el motín fue instigado por la inteligencia soviética, o incluso que los propios judíos protagonizaron una masacre arrastrando cuerpos a la escena. & # 160

A diferencia de la masacre más conocida de Jedwabne, cuando los polacos que vivían bajo el control nazi llevaron a varios cientos de sus vecinos judíos a un granero y los quemaron vivos, la tragedia de Kielce surgió de las tensiones de la posguerra. Polonia estaba al borde de la guerra civil, sus ciudadanos estaban empobrecidos y, en ese momento, muchos creían que los judíos eran comunistas o espías. & # 8220Tienes que entender que Polonia era un lugar bastante miserable en 1946 & # 8221, dice Loewinger. & # 8220 Fue golpeado por la pobreza. Había judíos flotando & # 8230 Había mucha ira por todas partes. & # 8221

Sin embargo, existen claros paralelos. Jedwabne sucedió en 1941, directamente después de la conquista nazi de Polonia, la narrativa aceptada es que la matanza fue llevada a cabo por polacos bajo la presión de los alemanes nazis. En Kielce, el pueblo polaco es igualmente & # 8220 intachable & # 8221. Ambas narrativas permiten a los polacos aferrarse a una mitología nacional de victimización y heroísmo. Como escribió el periodista y disidente polaco Konstanty Gebert en Momento, & # 8220 Criado durante generaciones con la creencia (legítima) de que la suya era una nación martirizada, a muchos polacos les resultaba cada vez más difícil aceptar que su victimización no les otorgaba automáticamente la autoridad moral en lo que respecta a su comportamiento hacia los judíos durante el Holocausto. . & # 8221

Además, dice Silwa, & # 8220 Ambos eventos muestran cuán peligrosas son estas teorías de la conspiración, y cómo estos mitos sobre el llamado otro, el libelo de sangre y & # 8230 equiparar a los judíos con el comunismo, pueden convertirse en violencia de mafia. . & # 8221

Procesión fúnebre por las víctimas del pogromo de Kielce. (Museo Conmemorativo del Holocausto de EE. UU., Cortesía de Leah Lahav)

En una entrevista televisiva de 2016, la ministra de educación de Polonia, Anna Zalewska, pareció "negar la responsabilidad de Polonia" por cualquier participación en estos dos eventos históricos. Cuando se le preguntó directamente, & # 8220 ¿Quién asesinó a los judíos de Kielce & # 8217 durante el pogromo de la ciudad? & # 8221, no pudo responder la pregunta. Ella objetó, antes de finalmente responder: & # 8220Antisemitas & # 8221. No admitió que estos antisemitas fueran polacos. Cuando estalló la controversia, Zalewska recibió el apoyo del ministro de Relaciones Exteriores, Witold Wszczykowski, quien dijo que sus comentarios habían sido & # 160 & # 8220 mal entendidos & # 8221.

& # 8220Tiene que ver con el gobierno polaco, el esfuerzo de reescribir de alguna manera la historia & # 8221, dice Sliwa. & # 8220Para poner más énfasis en el heroísmo y el patriotismo de la nación polaca durante la guerra y después de la guerra. Parece que es un intento de apoderarse, de controlar, cómo se narra el pasado. & # 8221

La preocupación de que Polonia esté reescribiendo su historia se siente más relevante ahora que nunca. Desde la victoria de 2015 de la Ley y la Justicia ( Prawo i Sprawiedliwo & # 347 & # 263 ), el partido populista de derecha dirigido por Jaros & # 322aw Kaczy & # 324ski, el gobierno ha perseguido lo que se conoce abiertamente como & # 160 polityka historyczna, & # 160 o & # 8220history policy. & # 8221 Periodistas e historiadores como Sliwa, sin embargo, lo llaman & # 8220 historia politizada & # 8221. Polonia. Pero ahora que se hizo cargo, se volvió tan público y aceptable. Y oficial, realmente oficial. & # 8221

Puede ver rastros de esta & # 8220historia política & # 8221 en cómo la historia de Kielce ha evolucionado con el tiempo. A pesar de los hechos que Gross y otros han detallado, un informe de 2004 del Institute of National Remembrance (IPN) & # 8212 un instituto de investigación estatal que examina los crímenes cometidos por los regímenes nazi y comunista y minimiza rutinariamente el papel de Polonia en el Holocausto & # 8212 concluyó que El pogromo de Kielce fue el resultado de un & # 160 & # 8220 error & # 8221 & # 160. Polacos como los orquestadores de Auschwitz y otros campos de exterminio nazis.

Al mismo tiempo, los grupos de extrema derecha de Polonia se han envalentonado. La mayor manifestación de actitudes antiinmigrantes y fascistas se unió en noviembre del año pasado, en el Día de la Independencia oficial del país. La celebración, que se ha convertido en un punto de reunión anual para los grupos de extrema derecha de Polonia, vio a más de & # 16060.000 manifestantes & # 160 marchar por Varsovia pidiendo & # 8220 la Europa Blanca & # 8221 & # 160. Algunos arrojaron & # 160 bombas de humo rojas o llevaron pancartas con símbolos de supremacía blanca o frases como & # 8220 Sangre limpia. & # 8221 Otros corearon & # 8220 ¡Polonia pura, Polonia blanca! & # 8221 y & # 8220 ¡Salgan los refugiados! & # 8221

El partido gobernante ha avivado durante mucho tiempo el miedo a los refugiados musulmanes, con Kaczy & # 324ski & # 160 diciendo en 2015 & # 160 que los inmigrantes trajeron & # 8220 enfermedades peligrosas & # 8221 incluyendo & # 8220 todo tipo de parásitos y protozoos & # 8221 En 2017, Polonia & # 160 se negó a aceptar refugiados a pesar de las amenazas de demanda de la Unión Europea. Polonia también ha experimentado un aumento en la violencia por motivos raciales hacia los extranjeros, siendo musulmanes y africanos los objetivos más frecuentes de los ataques. En 2016, la policía polaca & # 160 investigó & # 1601,631 delitos de odio alimentados por el racismo, el antisemitismo o la xenofobia.

El edificio en 7 Planty Street en Kielce, Polonia, lugar de un pogromo poco conocido posterior a la Segunda Guerra Mundial que se cobró la vida de 42 judíos. (Películas de Two Points y películas de Amp Metro)

Para Bialek, estas actitudes son un eco aterrador de lo que sucedió en 1946 y 1945. Y lo que es peor, teme que sean un presagio de lo que vendrá. & # 8220 Sigo diciendo que durante los últimos años estas cosas pueden volver, & # 8221, dice Bialek. & # 8220Cuando hay estos ejemplos de hostilidad de la gente en Polonia hacia los extranjeros, porque hablan en un idioma diferente, porque tienen la piel más oscura, cuando pasan estas cosas & # 8212 para mí lo más aterrador es la indiferencia. Es que las personas que ven estas cosas no hagan nada al respecto. & # 8221

Continúa: & # 8220Cuando & # 8217 te refieres a esta & # 8216Independencia & # 8217 marcha, las autoridades dirían que las personas que llevan estos textos incorrectos en sus pancartas eran una minoría. Incluso si esto fuera cierto, nadie hizo nada al respecto. Las autoridades permiten estas cosas. & # 8221 & # 160

Con Bogdan y el viaje # 8217s, los cineastas se esfuerzan por mantener el recuerdo de otra época en que las autoridades no hicieron nada & # 8212 y de hecho ayudaron en una atrocidad & # 8212 fresca en las mentes de los polacos & # 8217 & # 160.La película se estrenó en el verano de 2016 en el & # 160POLIN Museo de Historia de los Judíos Polacos & # 160. # 160 en Varsovia el mes pasado comenzó a proyectarse a nivel nacional por primera vez. Si bien ha generado un interés positivo en los medios polacos, también ha habido acusaciones en línea que resurgen las teorías de la conspiración & # 160Soviet & # 160 y afirman que la película es deliberadamente engañosa. & # 160

La película anticipa tal respuesta. & # 8220La desgracia del pogromo nunca desaparecerá. Es un hecho histórico, & # 8221 Bialek dice en él. Solo espera que, & # 8220Con el tiempo, el mundo recuerde no solo el pogrom en Kielce, sino también que Kielce haya intentado hacer algo al respecto ".

Acerca de Rachel E. Gross

Rachel es la editora científica y cubre las historias detrás de los nuevos descubrimientos y los debates que dan forma a nuestra comprensión del mundo. Antes de llegar al Smithsonian, cubrió ciencia para Slate, Wired y The New York Times.


Los sesenta

20 de diciembre de 1960: Los insurgentes en Vietnam del Sur se establecen formalmente como el Frente de Liberación Nacional (PLF). Sus enemigos los conocen mejor como los comunistas vietnamitas, o Viet Cong para abreviar.

Enero de 1961: John F. Kennedy asume el cargo de presidente de los Estados Unidos y comienza a escalar la participación estadounidense en Vietnam. Dos unidades de helicópteros estadounidenses llegan a Saigón.

Febrero de 1962: Un programa de "aldea estratégica" respaldado por Estados Unidos en Vietnam del Sur reubica por la fuerza a los campesinos de Vietnam del Sur en asentamientos fortificados.

11 de junio de 1963: el monje budista Thich Quang Duc se prende fuego frente a una pagoda en Saigón para protestar contra las políticas de Diem. La foto de la muerte del periodista se publica en todo el mundo como "The Ultimate Protest".

2 de noviembre de 1963: El presidente de Vietnam del Sur, Ngo Dinh Diem, es ejecutado durante un golpe.

22 de noviembre de 1963: el presidente Kennedy es asesinado. El nuevo presidente Lyndon Johnson continuaría la escalada de la guerra.

2 y 4 de agosto de 1964: Vietnam del Norte ataca a dos destructores estadounidenses que se encuentran en aguas internacionales (el incidente del Golfo de Tonkin).

7 de agosto de 1964: En respuesta al Incidente del Golfo de Tonkin, el Congreso de los Estados Unidos aprueba la Resolución del Golfo de Tonkin.

2 de marzo de 1965: comienza una campaña sostenida de bombardeos aéreos estadounidenses en Vietnam del Norte (Operación Rolling Thunder).

8 de marzo de 1965: Las primeras tropas de combate estadounidenses llegan a Vietnam.

30 de enero de 1968: Los norvietnamitas unen fuerzas con el Viet Cong para lanzar la Ofensiva Tet, que ataca aproximadamente 100 ciudades y pueblos de Vietnam del Sur.

16 de marzo de 1968: los soldados estadounidenses mataron a cientos de civiles vietnamitas en la ciudad de Mai Lai.

Julio de 1968: el general William Westmoreland, que había estado a cargo de las tropas estadounidenses en Vietnam, es reemplazado por el general Creighton Abrams.

Diciembre de 1968: el número de tropas estadounidenses en Vietnam llega a 540.000.

Julio de 1969: el presidente Nixon ordena la primera de muchas retiradas de tropas estadounidenses de Vietnam.

3 de septiembre de 1969: el líder revolucionario comunista Ho Chi Minh muere a los 79 años.

13 de noviembre de 1969: El público estadounidense se entera de la masacre de Mai Lai.


Cómo el advenimiento de las armas nucleares cambió el curso de la historia

Muchos científicos llegaron a lamentar su papel en la creación de un arma que puede aniquilar a cualquier persona y a cualquier cosa en su vecindad en segundos.

A las 5:30 a.m. del 16 de julio de 1945, una luz más brillante que el sol irradió sobre Nuevo México. La bola de fuego aniquiló todo en los alrededores y luego produjo una nube en forma de hongo que se elevó a más de siete millas de altura.

Posteriormente, los científicos que habían producido la explosión se rieron, se dieron la mano y repartieron bebidas de celebración. Luego se acomodaron en pensamientos lúgubres sobre el potencial letal del arma que habían creado. Acababan de producir la primera explosión nuclear del mundo. (Esto es lo que sucedió ese día en el desierto.)

La prueba, cuyo nombre en código es "Trinity", fue un triunfo y demostró que los científicos podían aprovechar el poder de la fisión del plutonio. Empujó al mundo a la era atómica, cambiando la guerra y las relaciones geopolíticas para siempre. Menos de un mes después, Estados Unidos lanzó dos armas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, Japón, lo que demuestra aún más que ahora es posible destruir grandes extensiones de tierra y matar a masas de personas en segundos.

Los científicos habían estado tratando de descubrir cómo producir la fisión nuclear, una reacción que ocurre cuando los núcleos atómicos se dividen, produciendo una enorme cantidad de energía, desde el descubrimiento del fenómeno en la década de 1930. La Alemania nazi fue la primera en intentar utilizar esa energía como arma, y ​​la noticia de sus esfuerzos se filtró fuera del país junto con disidentes políticos y científicos exiliados, muchos de ellos judíos alemanes.

En 1941, después de que el físico emigrado Albert Einstein advirtiera al presidente Franklin Delano Roosevelt que Alemania podría estar intentando desarrollar una bomba de fisión, Estados Unidos se unió a la primera carrera de armas nucleares. Lanzó un proyecto secreto de investigación atómica, llamado Proyecto Manhattan, que reunió a los físicos más eminentes de la nación con científicos exiliados de Alemania y otros países ocupados por los nazis.

El proyecto se llevó a cabo en decenas de sitios, desde Los Alamos, Nuevo México, hasta Oak Ridge, Tennessee. Aunque empleó a unas 600.000 personas durante la vida del proyecto, su propósito era tan secreto que muchas de las personas que contribuyeron a él no tenían idea de cómo sus esfuerzos contribuían al objetivo coordinado más amplio. Los investigadores siguieron dos caminos hacia un arma nuclear: uno que dependía del uranio y otro, más complejo, que dependía del plutonio.

Después de años de investigación, el Proyecto Manhattan hizo historia en 1945 cuando tuvo éxito la prueba del "dispositivo", una de las tres bombas de plutonio producidas antes del final de la guerra. Estados Unidos también había desarrollado una bomba de uranio no probada. A pesar del evidente potencial de estas armas para poner fin o alterar el curso de la Segunda Guerra Mundial en curso, muchos de los científicos que ayudaron a desarrollar la tecnología nuclear se opusieron a su uso en la guerra. Leo Szilard, un físico que descubrió la reacción en cadena nuclear, solicitó a la administración de Harry S. Truman (que había sucedido a Roosevelt como presidente) que no la usara en la guerra. Pero sus súplicas, que fueron acompañadas por las firmas de decenas de científicos del Proyecto Manhattan, no fueron escuchadas.

El 6 de agosto de 1945, un "superbombeador" B-29 lanzó una bomba de uranio sobre Hiroshima en un intento de forzar la rendición incondicional de Japón. Tres días después, Estados Unidos lanzó una bomba de plutonio, idéntica a la bomba de prueba Trinity, sobre Nagasaki. Los ataques diezmaron ambas ciudades y mataron o hirieron al menos a 200.000 civiles. (Para aquellos que sobrevivieron, los recuerdos de la bomba son imposibles de olvidar.)

Japón se rindió el 15 de agosto. Algunos historiadores sostienen que las explosiones nucleares tenían un propósito adicional: intimidar a la Unión Soviética. Sin duda, las explosiones dieron inicio a la Guerra Fría.

El líder soviético Joseph Stalin ya había dado luz verde a un programa nuclear en 1943, y un año y medio después de los bombardeos en Japón, la Unión Soviética logró su primera reacción nuclear en cadena. En 1949, la U.R.S.S.probó el "Primer Rayo", su primer dispositivo nuclear.

Irónicamente, el liderazgo de Estados Unidos creía que la construcción de un arsenal nuclear robusto actuaría como un disuasivo, ayudando a prevenir una tercera guerra mundial al demostrar que Estados Unidos podría aplastar a la U.R.S.S., en caso de que invadiera Europa Occidental. Pero a medida que Estados Unidos comenzó a invertir en armas termonucleares con cientos de veces la potencia de fuego de las bombas que utilizó para poner fin a la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos le siguieron los talones. En 1961, la Unión Soviética probó la "Bomba Tsar", un arma poderosa que produce el equivalente a 50 megatones de TNT y produce una nube en forma de hongo tan alta como el Monte Everest.

“No importa cuántas bombas tuvieran o cuán grandes fueran sus explosiones, necesitaban más y más grandes”, escribe el historiador Craig Nelson. "Suficiente nunca fue suficiente".

A medida que más países adquirieron capacidad nuclear y la Guerra Fría alcanzó un punto álgido a fines de la década de 1950 y principios de la de 1960, creció un movimiento antinuclear en respuesta a una variedad de accidentes nucleares y pruebas de armas con peajes ambientales y humanos.

Los científicos y el público comenzaron a presionar primero por la prohibición de las pruebas nucleares y luego por el desarme. Einstein, cuya advertencia inicial a Roosevelt había sido diseñada para prevenir una guerra nuclear, en lugar de ponerla en movimiento, estaba entre ellos. En un manifiesto de 1955, el físico y un grupo de intelectuales pidieron al mundo que abandonara sus armas nucleares. “Aquí, entonces, está el problema que les presentamos, crudo, espantoso e ineludible”, escribieron. "¿Pondremos fin a la raza humana o la humanidad renunciará a la guerra?"

El problema urgente quedó sin resolver. Luego, en 1962, los informes de una acumulación de armas soviéticas en Cuba llevaron a la Crisis de los Misiles en Cuba, un tenso enfrentamiento entre Estados Unidos y la URSS que muchos temían que terminaría en una catástrofe nuclear.

En respuesta a las preocupaciones de los activistas, Estados Unidos y la URSS (y más tarde Rusia) firmaron un tratado de prohibición parcial de los ensayos en 1963, seguido de un tratado de no proliferación nuclear en 1968, y una variedad de acuerdos adicionales diseñados para limitar el número de armas nucleares.

Sin embargo, a principios de 2020 se estimaba que había 13.410 armas nucleares en el mundo, por debajo de un pico de alrededor de 70.300 en 1986, según la Federación de Científicos Estadounidenses. El FAS informa que el 91 por ciento de todas las ojivas nucleares son propiedad de Rusia y Estados Unidos. Las otras naciones nucleares son Francia, China, Reino Unido, Israel, Pakistán, India y Corea del Norte. Se sospecha que Irán intenta construir su propia arma nuclear.

A pesar de los peligros de la proliferación nuclear, solo dos armas nucleares, las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, se han desplegado en una guerra. Aún así, escribe la Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas, "Los peligros de tales armas surgen de su propia existencia".

Setenta y cinco años después de la prueba Trinity, la humanidad ha sobrevivido hasta ahora a la era nuclear. Pero en un mundo con miles de armas nucleares, alianzas políticas en constante cambio y continuas luchas geopolíticas, las preocupaciones planteadas por los científicos que dieron origen a la tecnología que hace posible la guerra nuclear persisten.


El arte cambió para siempre por la Primera Guerra Mundial

Junto con millones de jóvenes idealistas que fueron despedazados por ametralladoras y destruidos por proyectiles de artillería, hubo otra gran víctima de la Primera Guerra Mundial: las ideas tradicionales sobre el arte occidental.

La Gran Guerra de 1914-18 inclinó la cultura sobre su eje, particularmente en Europa y Estados Unidos. Casi 100 años después, ese legado se está luchando con el cine, el arte visual, la música, programas de televisión como la telenovela nostálgica de PBS "Downton Abbey" y obras de teatro que incluyen el premio Tony "War Horse", que concluye su carrera en el Ahmanson. Teatro.

"Creó una época en el arte", dijo Leo Braudy, profesor de inglés de la USC y autor de "From Chivalry to Terrorism: War and the Changing Nature of Masculinity". "La pregunta es, ¿qué había en un lado y qué había en el otro?"

La respuesta simple a lo que estaba en el lado cercano de la Primera Guerra Mundial es Modernismo, ese término escurridizo pero indispensable que denota una amplia gama de nuevas sensibilidades y respuestas estéticas a la era industrial. El modernismo tomó forma décadas antes de la Primera Guerra Mundial, pero su clamorosa llegada fue enormemente acelerada por el mayor trauma colectivo de la historia hasta ese momento.

From the fiction of Hemingway, Virginia Woolf and John Dos Passos to the savagely critical paintings and etchings of George Grosz and Otto Dix, World War I reshaped the notion of what art is, just as it forever altered the perception of what war is. Although World War II racked up more catastrophic losses in blood and treasure, World War I remains the paradigmatic conflict of the modern age, not only politically but also culturally.

“Of all the wars, that is the one that seems to explain us best,” said Michael Morpurgo, the English author of the novel “War Horse,” about a Devonshire farm boy’s death-defying bond with his noble steed Joey, on which the National Theatre of GreatBritain’sproduction is based.

Particularly in his country, he said, World War I resonates louder than the even greater cataclysm that followed it 20 years later. “The First World War for British people is very much a part of who we are,” Morpurgo said during a visit to Los Angeles. “It’s so deep in us the poetry, the stories, the loss, the suffering is there in every village churchyard.”

During and after World War I, flowery Victorian language was blown apart and replaced by more sinewy and R-rated prose styles. In visual art, Surrealists and Expressionists devised wobbly, chopped-up perspectives and nightmarish visions of fractured human bodies and splintered societies slouching toward moral chaos.

“The whole landscape of the Western Front became surrealistic before the term surrealism was invented by the soldier-poet Guillaume Apollinaire,” Modris Eksteins wrote in “Rites of Spring: The Great War and the Birth of the Modern Age.”

Throughout Western art, the grim realities of industrial warfare led to a backlash against the propaganda and grandiose nationalism that had sparked the conflagration. Cynicism toward the ruling classes and disgust with war planners and profiteers led to demands for art forms that were honest and direct, less embroidered with rhetoric and euphemism.

“Abstract words such as glory, honor, courage, or hallow were obscene besides the concrete names of villages, the numbers of roads, the names of rivers, the numbers of regiments and the dates,” Ernest Hemingway wrote in “A Farewell to Arms,” his 1929 novel based on his experiences in the Italian campaign.

Other artists clung to the shards of classical culture as a buffer against nihilistic disillusionment. “These fragments I have shored against my ruins,” T.S. Eliot wrote in “The Waste Land” (1922).

In “The Great War and Modern Memory,” Paul Fussell argued that the rise of irony as a dominant mode of modern understanding “originates largely in the application of mind and memory to the events of the Great War.”

Irony and dissonant humor permeated the music of classical composers such as Alban Berg and Benjamin Britten, a pacifist who parodied marching-band pomposity in his Piano Concert in D. In his 1989 film “War Requiem,” based on Britten’s non-liturgical Mass, British director Derek Jarman suggested a parallel between the indifferent slaughter of World War I and the neglect of AIDS-infected young men in the 1980s.

The fear that powerful new machines invented to serve humanity might instead destroy it also took root around World War I, later spreading into science fiction and the debates surrounding today’s aerial drone warfare. “World War I definitely gives a push forward to the idea of dystopia rather than utopia, to the idea that the world is going to get worse rather than better,” Braudy said.

When war broke out in summer 1914, artists were among its biggest cheerleaders. Britain and France, Europe’s dominant 19th-century military and cultural powers, saw the war as necessary for reinforcing the continental status quo, while Germanyviewed it as an opportunity for “purging” Europe of political stagnancy and cultural malaise.

“War! We felt purified, liberated, we felt an enormous hope,” Thomas Mann wrote in 1914. Only years later would the German author renounce his support of the war in his novels “The Magic Mountain” and “Dr. Faustus,” which depicted wartime Europe gripped by a mass psychosis.

Austrian composer Arnold Schoenberg initially drew analogies “between the German army’s assault on decadent France and his own assault on decadent bourgeois values” and music, as the New Yorker music critic Alex Ross writes in “The Rest Is Noise: Listening to the Twentieth Century.” “Now comes the reckoning!” Schoenberg wrote to Alma Mahler. “Now we will throw these mediocre kitschmongers into slavery, and teach them to venerate the German spirit and to worship the German God.”

For Morpurgo, the essence of how World War I stamped modern consciousness can be found in the works of a generation of English poets and writers such as Rupert Brooke, Wilfred Owen, Robert Graves and Siegfried Sassoon, all of whom served in uniform.

In the conflict’s opening months, Brooke penned the wistfully patriotic “The Soldier,” expressing hope that if he should die in combat he would be laid to rest in “some corner of a foreign field/ That is forever England.” Three years later, Owen, who like Brooke would not survive the war, wrote with blunt fury about the horrors of gas attacks and the obscene futility of battle in “Dulce et Decorum Est.”

The ruinous carnage of the War to End All Wars has come to be regarded as emblematic of all misguided military action and the societies that support it. George Bernard Shaw’s 1920 play “Heartbreak House” and films such as Jean Renoir’s classic “The Grand Illusion” (1937) and Peter Weir’s “Gallipoli” (1981) dramatize the class-based interests and divisions that drove the war. Other movies such as Stanley Kubrick’s “Paths of Glory,” the peace-and-love hippie ethos of the 1966 “King of Hearts” and the grotesque music-hall choreography of the Vietnam-era “Oh, What a Lovely War!” (1969) underscore the notion that wartime signifies the taking over of the asylum by the lunatics.

But possibly the war’s most enduring legacy, and one of its few positive ones, was to emphasize not the strategies of kaisers and field marshals but the personal stories of the nontitled individuals who actually fought and died in it.

The impulse to remember and honor the hardships endured by the ordinary foot soldier creates a direct link between Charles Sargeant Jagger’s Royal Artillery Memorial at London’s Hyde Park Corner, with its bronze figure of a dead soldier covered by a blanket, and Maya Lin’s abstract, quietly dignified Vietnam Veterans Memorial inWashington, D.C.

Amy Lyford, a professor of art history and visual arts at Occidental College, said that Surrealism developed partly from artists’ desires to depict the massive traumas the war inflicted on individual human beings. Meanwhile, she said, the ruling classes after World War I were trying to “paper over” those wounds with plastic surgery, both literally in the case of mutilated veterans, who were fitted with newfangled prosthetics, and culturally.

“There was a kind of aestheticization of trauma,” said Lyford, author of “Surrealist Masculinities: Gender Anxiety and the Aesthetics of Post-World War I Reconstruction in France.”

Today, Lyford said, some contemporary artists are exploring how “stories of reparation and therapy” are being used to paper over the actual and metaphoric wounds of 21st-century warfare in Iraq and Afghanistan. “The fragmentation is real,” Lyford said. “It’s not just something you sew up with stitches and move on.”

Inside the business of entertainment

The Wide Shot brings you news, analysis and insights on everything from streaming wars to production — and what it all means for the future.

You may occasionally receive promotional content from the Los Angeles Times.


21 July 1945 - History

Firsts & Landmarks
So you thought you knew all about Racine and all of its history. READ ON!
Note: When dealing with firsts many things can be questioned --

Remember the old clich
However with documentation,
we will add to -- or change any listing.
All illustrations are from the Oak Clearing Museum Archives.

In 1900 the first horseless carriage owned in the City of Racine, was the property of Robert C. Hindley, 1328 Carlisle Avenue.
Racine witnessed its first automobile race in August , 1901. The competitors were A. J. Horlick in a Locomobile and Robert C. Hindley in a Winton. About a mile outside town Mr. Hindley overtook Mr. Horlick and Mr. Hindley was declared the winner when he crossed the finish line.


July 4, 1902 the cornerstone was laid for Luther College at W. Sixth St. and Kinzie Ave.

The Life Saving Station was built at the mouth of Root River in 1903.

March 16,1904 the new Racine Public Library building at 7th and Main opened. Which now houses the Racine Heritage Museum.

The first bathing beach was established on Racine's north side in 1908 when the city purchased shoreline property from James Cape & Sons for $10,000.00.

May 31, 1909 the Spanish War monument was dedicated in Mound Cemetery.

The statue of Statesman Charles (Karel) Jonas was dedicated on Memorial Day 1912. It was placed in a small park near Michigan Blvd. and Barker St.

In June of 1913 the "Made In Racine" expo was held at the newly completed J. I. Case Threshing machine Company's South Works (Tractor Plant).

November 28,1921 the McKinley Junior High School opened. Its charter classes were from Fratt, Jefferson and Knapp schools.

The Racine Community Chest began in 1922 when Herbert F. Johnson Sr. called together a group of prominent citizens and outlined its purposes.

On May 11, 1924 Racine's Patent Medicine King Dr. C. I. Shoop died in Hollywood, California at the age of 73. The restored Shoop building still stands at 215 State St.

In 1928 four new theaters opened in Racine. The Venetian (Downtown), Capital (West Racine), Majestic (Uptown) and Granada (North Side)were all completed and opened with in the year. The largest was the Venetian with a $1 million price tag.


COUNTY COURTHOUSE

POST OFFICE

CITY HALL
In 1931 three new public buildings were built in Racine and Racine county .

Fredric March (Racine Native) wins his first Oscar for Dr. Jekyell and Mr. Hyde in 1932.


On November,20, 1933 John Dillinger and his gang robbed
The American Bank & Trust Co. at Main and 5th St.

In 1934 Racine celebrated its centennial 1834 -1934.

Interesting facts about Racine

In 1934 their were 63-fireman, 66-policeman, 8-theaters, 3-hospitals, 16-hotels, 70-churches, 21-parks, 1-daily newspaper, 2-airports and a population of about 67,542.


The Racine Kilties Drum and Bugle Corps first performed in the City's July 4th parade in 1936. The Kilties would eventually go on to win many state and national drum & bugle honors.

In 1939 the famous Frank Lloyd Wright office buildings of S.C. Johnson & Son were completed.

July 4,1943 the monument of Abraham and Mary Lincoln was dedicated in East Park. This was the first statue in the United states of a president and his wife. It can be seen in front of the Gateway Technical College located on S. Main street.

The Research tower at S. C. Johnson & Son opened in 1950.

In 1953 the Racine Water Company stand pipe built in 1886 at 10th St. and the Northwestern Railroad tracks was razed.

The J. I. Case Co. strike of 1960 was marked with violence and injury. Tony DeLaat Sr.(pictured) who was a well known and respected Racine union man, picketed in a wheel chair after a strikebreakers car ran into him. The dedicated Mr. Delaat had been injured once before in the Case strike of 1934 when policemen clubbed him while picketing.

The last run of the North Shore Electric Railroad was on January 21,1963.

Lloyd Jackson became Racine's first Black principal at the former Lakeside School in 1966. He was the first African-American Alderman in the City of Racine, elected in 1968. He also became the first Black Chairman of the Racine County Democratic Party and a activist in the city's fair housing movement. The Civil Rights leader died July 3, 2001.

JULIAN BOND AND CORINNE OWENS 1988


Corinne Owens was the first black and first woman on the Racine Vocational, Technical and Adult Education board in 1971, and in 1978-79 was chair of the Gateway Technical Institute board of directors.
She was chosen "Teacher of the Year" and "Citizen of the Year" by the Racine PTA Council in 1971. The Women's Civic Council named her Racine's "Woman of the Year" in 1973. She was the recipient of the Rosa Parks Award in 1979 and the NAACP regional conference.

In April of 1972 the first women were elected to the Racine City Council. They were Dr. Helen Patton and Betty J. Rowley.

In 1973 Stephen F. Olsen was elected mayor of Racine and served for an unprecedented 14 years.
In 1984 Racine celebrates its Sesquicentennial (150th anniversary) of its founding. Events were held throughout the year. The goal was to establish a permanent festival site as a lasting memorial of our 150th anniversary. Ald. Margaret Johnson was Chairwomen of the Sesquicentennial Committee.


In 1986 Johnson Wax celebrated its centennial year.

On May 7, 1987 the new Racine harbor and Marina was dedicated.


Visionary and County Executive Leonard Ziolkowski through leadership and innovation spearheaded the Racine harbor/marina project.
Ziolkowski is remembered as .
" A big man,
with big dreams, who changed Racine's lake front forever."

In 1988 the new $5.7 million State St. bridge is completed. The 292-foot span was built by Lunda Construction Co. and is the third bridge to reach across Root River at State St.

In 1988 Lennie A. Weber Became Racine County's first woman District Attorney.

On July 21,1989 ground was broken and the plans for development of Gaslight Pointe were on the way.


Robert Turner became the first Black man from Racine to be elected to the Wisconsin state assembly in 1990.
In 1976 Rep. Turner began his civic career when he was elected to the Racine city council .
As of 2005 Turner has become the longest serving state elected official from Racine.
He has also become the longest serving Black elected official in the State of Wisconsin.


Horlick High School graduate Laurel Clark was among the seven astronauts killed when the space shuttle Columbia exploded Saturday, Feb. 1, 2003. Clark was the first Racine County native to fly into space. The senior picture of Laurie Salton is from Clark's Horlick High School Year Book. After the disaster news crews from around the United States flocked to the parking area across from Horlick High to report on the disaster. This was an event in history that Racine has never seen the likes of before. Dedications and Memorials went on for days, to remember and honor the seven fallen astronauts.



Julian Thomas, a Racine activist and African American leader died April 6, 2003. On October 5, 2003 the former Garfield School was dedicated in his honor, as Julian Thomas Elementary School. The restored building and the new additions now stand as a tribute to a man who was instrumental in desegregating Racine public schools.


May 22, 2004 Samuel C. Johnson died at the age of 76. There are few words that can truly express the loss of this kind, caring and gentle man.
"Sam" could walk among kings, but he never lost the touch of a common man.

The Racine County Service Center Building was renamed in honor of Dennis Kornwolf in 2004. The consolidation of many Racine County services was a vision of the former County Executive. The Taylor Avenue building is one of the best examples of his accomplishments. Kornwolf a veteran civic leader with over 30 years of public service, always made decisions with a personal and moral dedication to make Racine County a better place to work and live.


Dennis M. Kornwolf died October 2, 2005 after a courageous battle with cancer.
Kornwolf had shown us what cancer cannot do.
It cannot hinder the spirit.
It cannot harness the soul.
It cannot erase the memories or the legacy.
It certainly could not silence the passion Dennis had for this community.

Throughout 2005 three of the largest industrial complexes are being reduced to rubble and sold for scrap. Racine continues the transition out of the industrial age as they raze the .
J. I. CASE TRACTOR PLANT . also known as the Case South Works or Clausen Works.
JACOBSEN manufacturing complex whose buildings were built by the Mitchell Motor Car Co. and also used as Nash and Massey Harris plants.
BELLE CITY MALLEABLE also known as Racine Steel Castings.


2007-- Barbara McNair, died at the age of 72. McNair was born in Chicago and raised in Racine. so she always considered Racine her home McNair was a performer all her life with a career in music, television, motion pictures and stage. Major movies McNair played in were "Change of Habit," Elvis Presley's last film "They Call Me Mister Tibbs!" and "the Organization," with Sidney Poitier, sequels to "In The Heat Of The Night".

2009 --November, Racine enters its Demisemiseptcentennial (175th) year .
On November 3, Honnorable, Representative Cory Mason, Racine, reads Resolution 95 commemorating Racine's 175 years of contributions to Wisconsin history. Following the reading members of the Wisconsin Legislature were invited to the Assembly Parlor to enjoy a few slices of Genuine, Racine, Danish Kringle.

O&H Danish Bakery of Racine, Created Racine's first "Demisemiseptcentennial" cake.

2010 ---January 23, Fortaleza Hall opens, the Johnson family's tribute to the late Sam Johnson.
***NEW BOOK RELEASE***

Author and historian Gerald L. Karwowski has written a number of booklets and newspaper articles about the city's past and has entertained hundreds of groups with a show called â&euro&oeligRacine in History. Karwowski retired after a 30-year career at the J.I. Case Company and has served as a Racine landmarks commissioner and as a trustee of the Racine County Historical Society. A devoted collector for the past 40 years, he has gathered one of the largest local history collections in Racine County.



Copyright © 2000 by Oak Clearing Farm & Museum
All Rights Reserved


Berlin after 1945


Berlin, and what went on in Berlin from 1945 to 1950, seemed to symbolise all that the Cold War stood for. Berlin was to become the centre of the Cold War again in later years with the building of the Berlin Wall

The victorious forces at the end of the war divided Germany into four zones. They also divided Berlin into four zones. Each of the victorious nations controlled one zone and one sector of Berlin.

The Allies (Britain, America and France) ran their zones differently to the areas controlled by Russia. Russia wanted to keep Germany as weak as possible to ensure that Russia itself was never attacked again by Germany. They also took from their zones whatever was needed by Russia so that it could be used in Russia itself. This way, Russia could start to rebuild itself at Germany’s expense and the Germans would be kept poor.

The Allies believed that a strong Germany would enable democracy to prosper after the years of Nazi dictatorship. They also believed that Europe needed a strong Germany so that their economies would prosper. To enable their zones to work more effectively, the British, Americans and French decided to amalgamate their zones into one unit and introduced into that one unit a new currency – the Deutschmark. All four occupying forces had agreed to inform one another if changes were going to be made in their respective zones. This the Allies failed to do with regards to Russia.

The biggest problem for Stalin was that the German people of the Russian controlled block could not see the prosperity that was occurring in the other zones – but they could see the difference in Berlin as three of the zones in Berlin were controlled by the Allies and prospered accordingly. Therefore, to Stalin, the Allies being in Berlin was the problem. He needed to remove them from Berlin and have a Russian controlled city as opposed to a segment of that city.

Stalin could not forcibly remove the Allies – he still had to reckon with America having the A-bomb and Russia did not in 1948. He therefore ordered the closing of all rail lines, canals and roads that entered west Berlin through the Russian sector. This cut off supplies of food and fuel. The only way for the Allies to supply their sectors in Berlin was to fly in supplies. Stalin would not dare to shoot down Allied planes with America’s atomic supremacy. Flights into Berlin lasted for 11 months and when in became clear that the Allies would stand firm, Stalin gave in. The Allies remained in their sectors in Berlin.


Helicopters of the Vietnam War

A tight formation of Bell UH-1Ds prepare to land troops in a clearing for a jungle patrol in Vietnam.

Popperfoto via Getty Images

More than just Hueys—a multitude of choppers flew the dangerous skies of Vietnam

For most American combat personnel who served in Vietnam, the classic image of “the helicopter war” was the “Huey,” like the Bell UH-1D. The Huey was ready to back troops up, extract them or rush them to the hospital as the exigencies demanded. There were, however, quite a variety of other rotary-winged craft that made their mark on the Vietnamese landscape. Here are 11 helicopters (Huey included) that played a vital role in the Vietnam War.

Helicopters began proving their worth over Korea in the 1950s, but it was over Indochina that a new generation of rotary-winged aircraft became an indispensable military asset. Vertical takeoff and landing capabilities allowed soldiers to be rushed to the jungles, valleys and hilltops. The copters were equally adept at extracting troops when the operation was completed. Their ability to evacuate the wounded and swiftly convey them to a medical facility was the difference between life and death for tens of thousands of casualties.

As the war expanded, specialized helicopters were developed for a variety of tasks. Cargo carriers brought artillery, ammunition and other heavy equipment to remote fire support bases. When communist-manned 12.7 mm machine guns (known and dreaded by the helicopter crews as “.51-calibers”) became a threat to the troop-carrying “slicks” and medevac choppers, the helos were mounted with a counter-arsenal of guns and rockets, culminating in gunships like the Bell AH-1 Cobra.

The intense combat took a toll on the 12,000 helicopters that served in Vietnam. The Army lost at least 5,195 to combat or accidents. The Marines lost 270, the Air Force 110 and the Navy 32. The South Vietnamese lost 482, and the Australians six. Those casualties were suffered in the course of 5.25 million sorties, during which the machines underwent a rapid evolution with benefits that continue to be felt in both military and civilian uses. V

This article appeared in the August 2020 issue of Vietnam magazine. For more stories from Vietnam magazine, subscribe here:


Ver el vídeo: 21 de julio de 2020